26 oct. 2015

NUEVOS MATERIALES MÁS EFICIENTES PARA LA CONSTRUCCIÓN



La fabricación de ladrillo como material de construcción, se está intentando buscar alternativas que reemplacen al ladrillo y por tanto sean menos dañinas para el medio ambiente.

Tomando como referencia la India, donde una producción desorbitada está empezando a tener inesperadas consecuencias, al estar acabando con algunos recursos naturales, como por ejemplo que la tierra vegetal para las cosechas escasea, debido al efecto invernadero provocado por las chimeneas de las fábricas que trabajan a pleno rendimiento y las cantidades de barro han disminuido notablemente como consecuencia de la producción desenfrenada.

Dos jóvenes ingenieros, Michael Laracy y Tomas Poinot, se han propuesto poner remedio a este problema, creando un nuevo ladrillo ecológico que podría ser una alternativa al clásico de arcilla roja, que se viene utilizando hasta ahora. Además de solucionar la problemática de la industria del ladrillo, buscan aprovechar los residuos que general las fábricas de papel en la India, cuyo crecimiento está afectando de forma negativa al entorno natural.

Estos ladrillos ecológicos estarían fabricados con la ceniza que producen éstas fábricas de papel, que pueden ser de aproximadamente 80.000 toneladas diarias.

Laracy y Poinot ha comprobado el grado de compresión al que pueden someterse sus ladrillos ecológicos, así como su capacidad para absorber el agua. Aunque todavía están en periodo de prueba, a falta de comprobar su durabilidad, su optimismo es tal, que se atreven a asegurar que, en términos de resistencia, sus ladrillos pueden superar a los de arcilla roja.

Además de esta iniciativa, otro grupo de investigadores del Instituo Tecnológico de Massachusetts, ha desarrollado un novedoso material tan ligero como el aerogel, conocido también como humo ongelado, capaz de soportar hasta 160.000 veces su propio peso. Además, por si eso no fuera bastante, para producir este novedoso material, no hacen falta grandes fábricas, sino que se pueden crear piezas, a partir de algunos componentes básicos, utilizando la tecnología de impresión 3D. No hay fábricas, no hay contaminación, todos ganamos.

Los españoles, gracias a la labor del Grupo Valero, también estamos presentes en este afán por desarrollar nuevos, más eficientes y económicos materiales para la construcción de edificios. Con la creación de su sistema Compoplak, que permite construir una vivienda de 80 m2 en algo más de dos días, con el triple de aislamiento de una casa común y un 30% menos de coste que una edificación de las mismas características realizada con un ladrillo convencional.

Materiales más seguros, más económicos, más ecológicos y más resistentes. Será este el inicio de una nueva era en materia de construcción?




No hay comentarios:

Publicar un comentario